Abogado de bancarrota en Tampa, Florida

BankruptcyA veces, sin importar cuánto nos esforcemos por evitarlo, perdemos el control de nuestras deudas. Ya sea porque lo despidieron recientemente de su trabajo, recibió facturas médicas abrumadoras o pasó por un divorcio, las dificultades financieras pueden causar estragos en su vida y hacer que se sienta impotente ante la situación.

Lamentablemente, con demasiada frecuencia, los consumidores no conocen sus derechos ni entienden qué opciones tienen a mano para salir de sus deudas.

Violación de la Ley de Prácticas Justas de Cobro de Deudas

Independientemente de a quién le deba o cuánto deba, los cobradores de deudas están obligados a cumplir con un código de conducta. Los acreedores no pueden hostigarlo, deben dejar de comunicarse con usted en el trabajo si se les pide que dejen de hacerlo, y no deben amenazarlo ni engañarlo durante el proceso de cobrar una deuda. Los procedimientos de cobro excesivamente agresivos pueden dar lugar a que los acreedores o las agencias de cobro sean objeto de multas considerables y, en última instancia, podrían resultar en la eliminación de su deuda. La Ley de Prácticas Justas de Cobro de Deudas ha creado herramientas de protección para los consumidores; y, si se están infringiendo sus derechos, debe buscar la ayuda de un abogado de inmediato.

Asistencia para resolución de deuda

En algunos casos, un acreedor puede estar dispuesto a negociar un acuerdo con un deudor. No obstante, es importante que acuda a un abogado que comprenda las varias opciones que usted puede tener disponible y las implicaciones legales de aceptar cualquier acuerdo. Una opción que un acreedor puede elegir es renunciar a parte de la deuda; en ese caso, el acreedor presentaría un formulario 1099-MISC al final del año e impondría a los deudores una obligación tributaria después de haber cancelado esa parte de la deuda. Los deudores deben asegurarse de que el acuerdo con los acreedores para la liquidación de una deuda se realice por escrito y no contenga cláusulas onerosas.

Bancarrota del capítulo 7 o el capítulo 13

Los consumidores que no están en condiciones de negociar acuerdos sobre su deuda pueden necesitar declararse en bancarrota. Dichas personas deben tener en cuenta que las leyes de bancarrota de la Florida incluyen estrictos requisitos de residencia y numerosas restricciones. En las bancarrotas del capítulo 13, los consumidores deben crear un plan de pago para saldar sus deudas dentro de un lapso de cinco años. La bancarrota del capítulo 7 permite a los consumidores eliminar la mayor parte de sus deudas de tarjetas de crédito, facturas médicas y otros tipos de deudas de consumo. Los impuestos atrasados ​​generalmente no pueden cancelarse a través de una bancarrota. Otros tipos de deudas, como las de préstamos estudiantiles, manutención de hijos o pensión alimenticia, y las relacionadas con algunas sentencias judiciales, tampoco pueden eliminarse mediante bancarrota.

Tendrá que acudir a un abogado especializado en  bancarrota para determinar si reúne los requisitos para una bancarrota del capítulo 7, ya que se debe completar una evaluación de los recursos con que cuenta antes de hacer la solicitud. Los solicitantes de bancarrota también deben completar algunas clases de orientación; y un abogado puede ayudarlo a obtener más información sobre sus opciones.

Contacte a Morla Law Group, P.A. si pasa por dificultades económicas y está considerando declararse en bancarrota o necesita ayuda para negociar con sus acreedores. También podemos ayudarlo si ha sido víctima de acosos y amenazas por parte de los acreedores.